¿Es Necesario Un Diseñador De Interiores Para Hacer Una Reforma En Casa?

Contemporary living room with sofa, carpet, shelf and a set of coffee tables

Muy bien, esta pregunta puede ser muy relativa, dependiendo de qué es lo que necesitemos, muchas veces las personas prefieren contratar directamente los servicios de unos albañiles para redecorar una vivienda, sin embargo, el simple hecho de hablar de redecorar es una contradicción ante esta decisión de hacer cambios en casa, debido a que un albañil en conclusión no puede logra lo que uno quiere.

Si tendríamos que definir perfectamente lo que es un albañil, sabremos que estos tienen amplios conocimientos de llevar a cabo grandes construcciones y reformas, pero su punto es que estos lo que hacen es poner en marcha la construcción, es decir, la mano de obra, que se ejecute lo que queremos, pero no es quien define los estándares para conseguir lo que queremos, vamos a tratar de ponértelo más claro:

Un diseñador de ropa diseña lo que es el nuevo modelo de camisetas primavera verano, ahí se tiene el prototipo, basándose en las tendencias, modas y gustos.

Este diseño pasa a producción y son los expertos en confección y costura los que llegan a concluir el trabajo dando como resultado el trabajo que el diseñador había planteado.

De la misma manera un diseñador de interiores es quien plantea el diseño, el modelo, la distribución de las habitaciones, muebles, decoraciones, etc, para al final este prototipo estético se lleve a cabo bajo la misma supervisión del diseñador de interiores pero trabajado por los albañiles y expertos en construcción.

De esta manera, si lo que queremos es terminar con un diseño esplendido de nuestro habitad, obviamente que podemos optar por hacerlo a nuestro gusto, pero tendríamos que cuestionarnos si estos llegan a solventar los factores estéticos que de verdad pueden llegar a impresionar a nuestros invitados, porque claro, ante nuestros ojos puede estar muy bien, pero ante los ojos de los demás, pues habría que verlo, sinceramente no creo que a todos llegue a gustar, salvo seamos nosotros mismos los mismos diseñadores de interiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *